geotube


contador de visitas para blogger por paises

jueves, 28 de enero de 2010

La mili.


¿Nunca os he contado nada de mi mili?
Creo que no, pues ya es raro, con lo que nos gusta a todos contar historias sobre esa etapa de nuestra vida que tan poco nos gustó y aportó, es uno de los grandes misterios del universo. Os vais a joder, porque os la voy a contar.
Cumplí como soldado llevando Abanderado (como cantaba Siniestro Total) en el Grupo Regional de Intendencia de Canarias, barrio de "La Cuesta" en Santa Cruz de Tenerife, entre los años 1983 y 1984.
Yo ya estoy seguro de que mi destino es caer en sitios peculiares, el destino debe estar configurado como una especie de centralita de esas viejas de clavijas y algún cabrón elije tus conexiones a posta.
Era el cuartel mas pequeño de Tenerife, apenas 100 soldaos pululábamos por allí, pero era panadería y almacen central de vestuario lo que quiere decir que haciamos pan pa todos los cuarteles de Canarias y distribuíamos ropa militar pa toda España. El cuartel estaba gobernado por el Teniente Coronel Vilchez de una manera tan especial, que este sitio era conocido en toda la isla (tanto por militares como por civiles) como el "Rancho Vilchez".
Aunque parecía un lugar caótico no lo era, Vilchez lo tenía todo medido y todos los que allí estábamos éramos profesionales con experiencia, en mi caso camarero. Mi padre se ocupó de enchufarme para que pasase una buena mili y me debió "vender" como camarero ya que por aquellas fechas premili era lo que yo hacía en el negocio familiar de mi madre y su hermano.

El señor Vilchez ademas de experimentado militar (tenía fotos de campaña con Franco y otros militares significativos del alzamiento) era un reconocido empresario tinerfeño dedicado al negocio inmobiliario, buena parte de su patrimonio eran pisos y casas que alquilaba por toda la isla tanto orientadas al turismo como para vivienda. La mayoría de los profesionales que hacían el servicio en su cuartel eran albañiles, pintores, fontaneros, electricistas, etc..., imagino que no tengo que explicar nada mas sobre esto.
Cuando yo llegué en ningún bar de los dos del cuartel había camareros de oficio, pero este hombre, sibarita como nadie, debió pensar en traer un camarero de verdad para estar bien atendido. El primer día que tuve que atenderle, vino al bar por la mañana con dos de sus chaqueteros habituales y dijo: "A ver si hemos acertao, ponme un Campari con ginebra y tónica, suave". Yo iba avisao por mi predecesor de que acostumbraba a beber eso y me procuré limones para frotarle la corteza en el borde del vaso, si a eso le sumamos que yo tenía el culo pelao de hacer combinados fue un éxito, empezaron a abrirseme puertas desde ese preciso momento.
El cuartel parecía un barrio de Sevilla, Vilchez era sevillano y enchufaba paisanos suyos en puestos de oficinas. Además tenía como segundo de a bordo a su primo el teniente de su mismo apellido, Vilchez, al que todos llamaban el "Peta", por la tremenda joroba que lucía. Los andaluces le llaman peta a la chepa (Arkab, corrobóreme esto). El primo era un auténtico teniente chusquero de los que habian servido en el Sahara español. A los que habían estado sirviendo en lugares como El Aaiun o Sidi Ifni se les distinguía por una especie de pin consistente en un dromedario dorado sobre una media luna que lucían en el pecho.
El teniente Vilchez tenía grandes virtudes, era capaz de beberse una caja de cerveza diaria y hablaba gangoso. Únase acento sevillano, alcohol y gangoso y tendremos un descojone dificil de soportar que era un verdadero poblema, porque había otra virtud que era la mala leche que calzaba el jodío.
El camarero del bar de suboficiales, Tonet, le tenía al teniente Peta un miedo enorme y temblaba cuando se acercaba por allí a beber. El miedo le desconcentraba y no daba pie con bolo, era un sin parar de meter la pata cada vez que el otro asomaba su chepa por allí. Cada vez que iba a hablar, el Peta comenzaba diciendo "etooo...", por ejemplo: "Etooo..., ponme un quinto" (botellín de cerveza), y si te equivocabas y le ponias algo que no te había pedido (cosa muy habitual en Tonet) decía: ¿Pero eto que é lo que é, ilipoya?".

El Peta sabía el efecto que causaba en Tonet y el cabrón le gastaba bromas constantemente, una vez entró en el bar y le dice "Ponte fimme", al rato de tenerlo firmes le dice "Etooo, ponmeeee, un bite". Tonet salió del bar pitando y desapareció un buen rato, el peta decía "¿Ande ha ido este ilipoya?". Al rato vino con un bistec en un plato, había ido a buscar al cocinero, abrieron la cocina y le hicieron un bistec a la plancha, cuando volvió fue la hecatombe "¡Un bite ilipoya!, ¡te he disho un bite!", el cabrón pedia un bitter sin alcohol (con alcohol no había) y al Tonet ni se le pudo pasar por la cabeza que semejante barrica con patas fuese capaz de beber algo sin alcohol, por lo que se fue a buscar lo mas parecido fonéticamente. Al final lo que el Peta quería precisamente era ser gracioso pidiendo solemnemente (para eso puso firmes al otro) algo sin alcohol para provocar las risas del personal.
.
Lo mejor que me paso ese año fue poder disfrutar de los Carnavales de Tenerife, por diferentes motivos (calabozo por asuntos etílicos principalmente) llevaba un mes sin salir del cuartel el mismo fin de semana que empezaron y me tocaba salir, pero cuatro cabrones casi me aguaron la fiesta. En Tenerife se va en camisa todo el año excepto entre febrero y marzo que refresca un poco y te obligan a salir con guerrera (chaqueta), mis compis cortaron mis camisas y corbatas por debajo del sobaco, con lo que durante la revista que te hacen para ver si sales en condiciones iba yo solo con el cuello la camisa y la corbata asomando por la chaqueta, jugándome el salir o no salir e ir al calabozo de nuevo si al sargento le hubiese dado por mirar dentro.
El sábado me junté con uno de Boquiñeni y ya no me acuerdo de casi nada mas, solo que amanecí en el piso que alquilábamos entre muchos con otra ropa, una cazadora vaquera sin mangas con el anagrama de Motörhead en la espalda, sigue siendo un misterio qué hice aquella noche y de quien era eso, dentro de lo malo por lo menos no me dolía el culo...
Al dia siguiente (domingo) el maldito Cariñena volvio a impedirme acudir al cuartel por la noche y la mañana del lunes me despertó en el piso una patrulla compuesta por un cabo (que tenía también llave) y dos soldaos con su cetme y todo, fueron muy amables acompañandome de nuevo al calabozo.

El calabozo en mi cuartel también era especial, para entrar te tenía que abrir el preso ya que el cerrojo estaba por dentro, es difícil de comprender pero así era y a nadie le parecia raro. Mis condenas eran algo descafeinadas porque al ser el único camarero de oficiales no podían estar sin mi y solo iba al calabozo a dormir, mia que cuadro. Había veces que si se me hacía algo tarde por el bar a lo que llegaba al calabozo ya estaban todos durmiendo y no me abrían, por lo que me iba a mi litera a dormir sin mas. Esto parece un monólogo de Gila pero os juro que es cierto.

Las salidas por Tenerife también eran un gran aliciente, íbamos al drago, a los Gigantes, a las cañadas del Teide y una vez fuimos a la playa nudista de Las Gaviotas a la que se accedía andando. Caminábamos todo alegres y ufanos por que íbamos a ver señoras en pelotas pero allí no había mas que otros con las mismas intenciones que nosotros, no volvimos nunca mas.
El teniente Coronel tenía un hijo pequeño de unos 9 o 10 años, uno de Elche licenciado en magisterio, Tonet y yo éramos sus niñeras, el de Elche además le daba clases de apoyo. Le pillamos mucho cariño y el crío no quería mas que venir al cuartel para estar con nosotros.
En Canarias hay (o había) muchas piscinas de agua marina que se vacían con la bajamar y se renuevan de agua con la pleamar con un sistema de compuertas, en el momento del vaciado algún imbécil no se dió cuenta de que todavía estaba el niño en el agua y accionó el sistema que se lo trago ahogándole. No nos enteramos de esto hasta el día siguiente, que precisamente era el de mi licenciatura, he recibido pocos mazazos como ese. No pensaba ni en irme ni me acuerdo qué hacía cuando un cabo nos dijo al Tonet y a mi que recogiesemos nuestras cosas para irnos pero que antes debíamos pasar por casa del Teniente Coronel. Vivía cerca y fuimos andando, os podéis imaginar lo que había en aquella casa, un familiar nos llevó hasta este hombre que al vernos se levanto y nos abrazó llorando sin consuelo, repetía algo como "con lo que os quería a vosotros". Luego dijo que nos marchasemos y que no nos olvidaría o algo por el estilo, era un trueno de hombre que lo último que podía dar era pena pero a mi me dió mucha, pero mucha.

Y así es como terminó mi mili, llorando a todo llorar por despedirme de los compañeros, por el señor Vilchez y por su hijo, principalmente por éste último del que me acuerdo muchas veces sin venir a cuento.
Tampoco ha sido pa tanto ¿no?.

68 comentarios:

anagadner dijo...

Miguelgato, que ha sido un post muy ameno.Me ha hecho reir, y la pena es que haya terminado como terminó su mili,con tristeza.
Rebusque-rebusque, que igual tiene mil anécdotas mas pa contar

miguelgato dijo...

Hola Anagadner, últimamente parasita poco por aquí, le voy a poner falta.

Rebuscaré, rebuscaré, descuide.

anagadner dijo...

Miguelgato, que le leo todos los dias, es mas, le leo el mismo post varios dias seguidos...
Es usté un anftrión estupendo:se lo agradezco mucho.Siendo así, comentaré siempre,incluso varias veces.Eso si, si se harta no me culpe, que tengo la mala costumbre de creerme lo que me dicen, y si me dice que parasite, pues voy y parasito, claro, je

Arkab dijo...

Miguelgato, qué final más cruel; así no hay manera de que me gane un Pulitzer, qué digo un Pulitzer, ni el Planeta, oiga. A lo más, en Sitges lo mismo le dan algo.

Por lo demás, tengo que hacerle dos puntualizaciones. La primera es que normalmente por aquí no se dice ilipoya sino ilopöshash, que queda más cool. La segunda, que yo cuando pido un peta me dan un peta y no al señor de Notrêdame, pero en esto también le advierto que puede ser uno de los cienes de dialectos del andaluz que tenemos. Y lo tercero ─ay, que le había dicho dos puntualizaciones y se me está colando una más─, que mi Pk. es Vílchez por parte de madre y, con ello, lo mismo hasta casi hemos sido familia usted, yo y el ranchero militar. Ole, ole y ole.

miguelgato dijo...

La verdá Arkab es que este hombre decía ilipoya como suena, esa doble ele convertida en y griega la pronunciaba tal y como era, no lo decía con acento sevillano.
Lo del apellido de su pk, pues... pal caso de Tauste.

Helter dijo...

Ay, que me he emocionao, casi me han dado ganas de contarle mi embarazo y parto, que es lo que contamos las mujeres como contrapartida a las historias de la puta mili. Tranqui, que no lo voy a hacer. Oiga, nos tiene que decir cuál es usted de los maromos de la foto.

Anónimo dijo...

Que relato mas bueno,he reido me ha entretenido,y el final ha sido inesperado y triste,vamos que estoy descubriendo segun avanzo leyendo el blog un Miguel que no conocia...y me gusta,si,me gusta,tiene chispa este Miguel , con lo serio que parece por la calle verdad?
Saluditos.

miguelgato dijo...

El de las gafas Helter, soy el de las gafas.
Cuéntenos su embarazo que estaremos encantados de leerlo.

Anonimo/a, no es que parezca serio, es que lo soy.

anagadner dijo...

Les juro que no he hecho la mili ni he parido y cuento unas batallitas que pa qué.Pero no se preocupen, que las reservo pa cuando hay cervezas o vino pol medio, que también soy mu seria

inde dijo...

ay, estoy como los demás. Después del lloro de risa que me ha dao la historia del calabozo, que me la he releído tres veces pa reírme más, va y me he quedao de piedra con lo del niño...

Anagadner: yo le digo lo mismo que Miguelgato. Que la echo de menos, eh.

miguelgato dijo...

Pues aún hay mas, había uno mu peligroso que prácticamente vivía en el calabozo, era el "Péndulo" y le llamaban así por un tic que tenía que movía la cabeza a los laos.
Había veces que se negaba a abrir la puerta pa que entrase otro preso y montaba cada estrapalucio que pa qué. El sargento le iba acumulando condenas desde el otro lado de la puerta.
Acababan indultándole porque ya daba pol saco verlo puallí dentro, pero nada mas que salía hacía alguna trupia y pa dentro again.

miguelgato dijo...

¡Ah! una cosa Mari.
¿Comentas mejor ahora?
Como puedes ver he cambiado el sistema.

anagadner dijo...

Huy, si que está distinto esto, si,a ver si no dice siempre que error.Ya estaba acostumbrada a darle por lo menos dos veces para que saliera el comentario.
¿ve, Miguelgato?Ya es el 3er comentario en el mismo post.Y como ya he visto que es usté mu asertivo, con que me diga:"Anagadner es usté un poco cansa", yo le haré un comentario cada tres post.
Inde, se lo agradezco también de corazón.Muchas gracias.Y repito,que me creo lo que me dicen me guste o no...
¡viva Tauste!

inde dijo...

Se comenta de fábula, Miguelgato. Pero muchismo mejor, ande va a parar. Antes me pasaba como a Anagadner, dos y tres veces como mínimo había que darle al pitoncico pa que te aceptara el comentario. Con decirte que siempre que comentaba me copiaba el comentario en el word, harta de que se me los merendara o merendase el parato éste...

A ver, no me había de pasar como a Anagadner, o qué, si somos clónicas. Eso de creerse una lo que le dicen a mí también me pasa...

laMima dijo...

Joer...que llego tarde pero igual de emocionada.
Joé, joé............. y mire que me gusta poco esto de la mili, pero que los "milis" sepan recordarla como usté es un consuelo. Grande. Digo.

miguelgato dijo...

Una mili así es dificil de olvidar Mima.

Badil dijo...

Esto más que una mili es una pili. De Berlanga, mismamente.

miguelgato dijo...

Que cosas tiene Badil.
(¿Berlanga?, ¿Usté cree?)

Rockberto dijo...

Me cuesta ponerme en el lugar del que no lo conoce -a Miguel- para pensar lo de "tipo serio". Y sí, quizá lo parezca, e incluso lo sea (es una faceta que desconozco).

Lo cierto, en cualquier caso, es que escribe que te cagas... envidia cochina de la peor te tengo, Miguel -y ezo no e una ilipoyé-.

miguelgato dijo...

Rober, te ciega el amor que sientes por mi, que por otra parte es correspondido (pero sin mariconadas ¿eh?).
Y la verdá es que no se si soy o no soy serio, tampoco sabía que era pincho pero también dicen eso por ahí.
Me gusta mas ser pincho que serio (si es que se puede elegir).

Rockberto dijo...

Pues mira, coincido: me paice que te va más pincho que lo otro.

(¿Nos estamos indo por las ramas, o sea, del tema?)

Anónimo dijo...

hola miguelgato no (mestraña) que nos quitaran el sahara con fuerzas de elite como tu,SIGUE ASI.

Anónimo dijo...

YO ESTUVE ALLI EN INTENDENCIA DE TENERIFE EN EL AÑO 84 , HE ALUCINADO CON TU NARRACIÓN TAL Y COMO ERA EL CUARTEL.
YO FUÍ ESCRIBIENTE DEL TENIENTE CORONEL VILCHEZ, POR AQUEL ENTONCES Y A RAÍZ DE LA MUERTE DE SU HIJO ERA UNA MALA BESTIA ... PARECÍA UN POSEIDO . GRITABA POR CUALQUIER COSA. MENUDO AÑO QUE PASE ALLI.....LO MEJOR LO DEL PETA.... QUE GANGOSO ERA EL CABRÓN... Y QUE JOROBA TENÍA Y NO ERA BORRACHO EL SEVILLANO..... decía.....ETO........ POME.... UN .....bite... que bueno... es que hablaba así.......idéntico..
bueno pasame tu correo te mandaré alguna foto de aquel entonces del cuartel....
MI CORREO ES jesus.mlaina@hotmail.com

miguelgato dijo...

Joder, me has dejao a cuadros, además me he puesto a leer este post de casualidad y he visto tu comentario, igual se me hubiese pasao, ha sido una suerte.
Escribiente del Tcol, casi ná lo que dices.
Te envío el correo y nos contamos cosas.

barrientos dijo...

YO TAMBIEN ESTUVE EN ESE CUARTEL UNOS AÑOS ANTES QUE TU EN EL 79-5º Y FUI CABO PRIMERO Y CREO QUE ESTARIA DE CABO PRIMERO CONTIGO GOLLITO, CUNTAQUINTES Y A LOMEJOR CORREA Y EL TENIENTE CORONEL VILCHE DE AQUELLA ERA COMANDANTE DEL CUARTEL Y EL PETAS ERA BRIGADA Y TUVIMOS UNA ANEDOTA MUY BUENA LE MANDO EL BRIGADA VILCHEZ A UN COMPAÑERO LLEVARLE EL PAN A SU CASA Y CUANDO LLEGO DE LLEVARLE EL PAN EN UN DOS CABALLOS QUE TENIAN PARA EL REPARTO LE PREGUNTO A VER A QUIEN LE HABIA ENTREGADO EL PAN Y LE DIJO QUE SU CRIADA SE ENFADO Y LE DIJO QUE SE APUNTARA UNA SEMANA DE ARRESTO POR QUE LA CRIADA QUE ESTA MUY BUENA ERA SU MUJER QUE PARECEIA UNA CRIA PARA EL PORQUE EL ESTABA MUY JOROBADO UN SALUDO MI CORREO ES recre_barry@hotmail.com

miguelgato dijo...

Hola Barrientos.
El Cuntaquintes que tu dices no estaba, pero Correa si que estaba y Goyito todavía andaba perdiendo aceite por el cuartel. Goyito era mas malo que el sebo rata, creo que me he encontrao pocas personas tan malas como aquel jodío.
A la mujer del Peta nunca la ví, yo le llevaba la comida a su casa a un Teniente que ahora no me acuerdo si era Torres o Cosme, era bizco y algo tullido, como si le hubiese dao un derrame cerebral. Tenía también una mala hostia que se la pisaba, pero era bastante correcto y normal en el trato, cosa rara por aquel chiringuito.
Recuerdo también al brigada Araico, un gallego chaquetero que le lamía el culo constantemente al jefe.

Un saludo.

BARRIENTOS dijo...

HOLLE MIGUEL GATO YO NO ENTIENDO MUCHO DE ESTO PERO QUIERO QUE ME INFORMES SI AHI UNA PAGINA DE LA GENTE DE MI REMPLAZO AHI EN TENERIFE
PARA PONERME EN CONTACTO CON ELLOS

miguelgato dijo...

Ya voy a mirar por ahí a ver si encuentro algo y te digo.

angel dijo...

Fue unos años antes en 1.977-78 y los personajes eran más jóvenes pero igual de malos, Vilches eran comandante y brigada, Cosme sargento de armamento – mala persona- , Torres teniente y no era el peor. Mala gente que camina. El niño tenia 3 años.
Yo pinte algún cuadro del cuartel.

miguelgato dijo...

La verdad es que había por allí mas mala gente que buena, por no decir que no había ninguno bueno.

Un saludo Angel.

ABUELO COMANDANTE dijo...

Es un placer encontrar leer estos comentarios del cuartel de Intendencia, yo estube alli todo el año 1979 y claro alli estaba el brigada Vilchez, tambien el comandante Vilchez,yo estaba en cocheras era conductor aun recuerdo las merien das que se preparaban en el taller, donde se apuntaba el teniente, no recuerdo su nombre, pero si le gustaban las copas, por cierto he pasado por alli intentando localizar el cuartel hace un mes despues de 31 años y no logre localizarlo, pero si encontre ese bar donde preparaban esos apetitosos bocadillos pero no consegui orientarme pues estsba todo muy cambiado y por aquella calle ahora pasa un tranvia.
El abuelo Comandante
bautistamonroy@hotmail.com

miguelgato dijo...

Hola Abuelo Comandante.

Yo estuve en Tenerife en el año 1991 y ya me las ví putas para localizar el cuartel, la puerta principal estaba cerrada, al parecer unieron todo con el cuartel de al lado (creo que era automóviles).
El bar que dices supongo que será aquel que las tortillas para los bocadillos las hacían a la plancha, estaba por unas calles mas o menos en frente del cuartel.
Recuerdo que al lado del cuartel, bajando, íbamos también a la "Arepera Bolívar", un garito venezolano que hacía arepas, una especie de empanadilla.
Por las fechas que estuviste, a lo mejor te cruzaste por allí con uno de mi pueblo.

Un saludo.

JORDI dijo...

Hola socios,yo también estuve en Intendencia en La Cuesta pero desde diciembre del 77 a enero del 79.
El Comandante,Rufino Vilchez González, un mamón, su cuñado o primo el brigada Vilchez, un tarao, al principio cuando me tocaba guardia pese a estar rebajado de servicios por ser el encargado del economato, donde por cierto NO PAGABA NI DIOS, todos los mandos tenían cuentas pendientes y ... perdidas, pues siempre sabía con antelación quien estaba al mando de la guardia del día siguiente y le pedía antes que nadie la MACHACA (El recadero) el brigada me decía "TAEMELÁ" y claro yo no lo entendía, se lo decía y repetía "QUE ME TAIGALÁ", y yo igual, entonces se empezaba a poner rojo que parecía un cangrejo con chepa y todo y repetía chillando "ELÁ, ELÁ" hasta que alguien me dijo que lo que quería era el periódico "As", no sabía ni hablar y en la cantina pedía "UN BITEKÁ". eL brigada Maquiera era más borracho que el vino, en los carnavales, abajo en el centro de Sta. Cruz, lo tuvimos que llevar a su casa y meterlo en la cama de la peonza que llevaba el uva, ja, ja, ja. Estaba el teniente Salas, impotente, lo sé porque se estaba tratando en Enfermería y yo tenía buena amistad con el médico, un chaval de Valladolid, por cierto, la mujer del teniente era morita y estaba más buena que la ostia, además era una cachonda que se había cepillado a medio, ¿o todo? el cuartel, Y CADA TRES MESES LLEGABA CARNE FRESCA !!! Estaba el teniente Torres, nada que decir, el sargento Cosme que no sabía hacer la o con un canuto, el cabo 1º Correa un tontolculo de mi remplazo que le iba el folio mnilitar y se reenganchó y el teniente Marrero, canario y el único que se salvaba, el era el responsable del economato y yo llevaba las cuentas (aun no sé como me lo montaba) pero cada mes eran aprobadas por la Comandancia Militar, nada más he de deciros que cuando me licencié y fui a despedirme de él, se puso a llorar abrazándome pidiéndome que me reenganchara, Lo tenía claro el hombre. Y en cuanto al taller, era territorio vasco, se hacían unos almuerzos guapos y allí sólo entrábamos vascos y catalanes. Ahora recuerdo el único arresto que tuve en toda la mili, y me lo pusó el mamón del comandante Vilchez, (arresto que no cumplí, 2 días de calabozo) y todo porque estando yo de cuartelero con una pierna enyesada por un accidente y no debiendo hacer servicio, pero había falta de personal, nunca en toda la mili había entrado en la compañía y ese día vino y con un teniente coronel, al ver al gordo, me puse nervioso y anuncié "COMPAÑÍA, EL COMANDANTE" no veas la bronca que me echó pues tenía que haber anunciado el mando superior, el teniente coronel al verme con la pierna chunga le decía al comandante que no pasaba nada y que lo dejara pero el otro chillando como un loco y arrestándome, en fin, que cuando tratas con este tipo de gente ya sabes lo que hay. Hasta otra en que recuerde más anécdotas.
Por cierto, si alguien estuvo en ese periodo, que se ponga en contacto conmigo, soy Jordi de Barcelona y mi correo es jtm1956@gmx.es.

miguelgato dijo...

Hola Jordi.
Por esas fechas que estuviste seguramente coincidiste con otro de mi pueblo (Tauste, Zaragoza)que también hizo la mili allí, Enrique se llama.
Nombras gente que ya no estaba y nomras otra como el cabo 1º Correa con el adjetivo exacto, tontolculo, creo que es el paleto mas grande que he visto en mi vida. Pero lo peor que pululaba por allí era el cabo 1º Goyito, una maricona retorcida que te metía en embolaos solo pa divertirse.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola Miguel:
No puedo decir que hice la mili allí, porque no sería cierto. Yo soy uno de los pocos oficiales que tuviste durante tu estancia en ese cuartel.
Ha sido una casualidad encontrar tu blog. pero me ha alegrado. Muchos recuerdos llegan a la memoria leyendo tu visión de lo que allí ocurría.
Podrás comprender que la visión de un soldado difiere de la de un oficial, pero tu cercanía a los mandos del cuartel te hacía testigo privilegiado de lo que allí ocurria, y has acertado en muchas de las cosas que escribes. En otras comentarios cometes inexactitudes y hasta, -quizás-, eres algo injusto, pero en cualquier caso eres ponderado y respetuoso.
Te recuerdo perfectamente. Desde tu primer día tras la barra del pequeño bar hasta la despedida en la que nos invitabas a ir a Tauste, puesto que mi esposa era, y es, de Zaragoza.
No, no te voy a decir mi apellido. Creo que tu buena memoria puede recordarlo fácilmente.
Si quieres que charlemos escríbeme a turista99@chile.com Te puedo contar el final de la historia de Vilchez y compañía. Triste, como tus últimos momentos en el cuartel de La Cuesta.
Un abrazo.
M.

miguelgato dijo...

Joder, me he quedao de una pieza y los pelos como escarpias. Por supuesto que te recuerdo teniente M, y si, he sido injusto en decir que no había nadie bueno en ese cuartel, metiéndote así a ti y a alguno más en el mismo saco.
Cuando escribí esta entrada me acordaba de ti, pero tengo que confesar que el relato es más fascinante hablando de los malos.
Tu recuerdo además es muy especial para mi, llevo 30 años a revuelta de la informática y la vocación me la dió aquel spectrum que montabas en el cuarto de la televisión del bar.

Hablamos.

Anónimo dijo...

Vaya, acabo de poner un comentario y veo q no se publicó, asi q voy a volver a repetirlo "mas o menos" de memoria, y si de ésta no sale... me rindo.
Acabo de encontrar este blog por casualidad.Ya sabes, empiezas en una pagina, vas pinchando en enlaces y más enlaces y al final acabas en un sitio completamente distinto. Y.. voilá!!! encontré algo q me sonaba: el cuartel donde yo hice la mili. Yo estuve en intendencia, era de 1º del 88 y ya no estaban por alli "los Vilchez" pero si el eterno cabo 1º Goyo, q la verdad es q a mi no me pareció tan mala persona. El Tte. Col. jefe del cuartel era Placio Lopez Mosquera. Del q si q guardo mal recuerdo es del mando q me tocó soportar: el uraño, arisco y muchas cosas más Teniente Bernabé, un militar a la antigua usanza y al q jamás vi sonreir. Tambien habia buena gente, menos pero alguno si, el más majo el Sargento Medina y el Sargento 1º Valladares tampoco era de los peores. Yo estaba destinado en la oficina de personal.
Sobre lo q comentas de q cuando volviste el cuartel se habia juntado con el de al lado, efectivamente, cuando yo estuve alli ya empezó la "fusión" con Autos. Cuando yo entré el nombre oficial era Grupo de Abastecimiento y Servicios Generales I/81 y cuando me fui era AALOG 81.
Si alguien quiere algo más de información o ponerse en contacto conmigo, mi correo es: tauro_as@hotmail.com
Gracias y enhorabuena por el blog. He estado leyendo alguna entrada más por ahí y me pareces una persona muy sensata, lo cual hoy en dia es una gran virtud.
Saludos.

miguelgato dijo...

Hola Tauro_as (te llamo como tu mail).
Posiblemente tu comentario no se publicaba porque tengo activada la moderación de comentarios, que por otra parte me viene muy bien, ya que me avisa cuando alguien comenta en entradas antiguas como esta de la mili.
Cada vez me alegro más de haber escrito todo esto para que antiguos soldaos de este cuartel puedan recordar. Por ejemplo me has hecho recordar al teniente Bernabé, en algún comentario lo recordaba como Torres o Cosme, tuerto (o bizco) y tullido, pero ahora he tenido un recuerdo total (como en la película): Manuel Bernabé Torres, era de Orihuela y calzaba una mala hostia del 15 pero no era enrevesado ni chaquetero.
En cuanto a Goyito, se pegaba el día conspirando y todo lo que hacía tenia un fin retorcido, a lo mejor con el paso de los años se le bajó "la pez al culo" (como decimos por aquí) y se moderó un poco.
Me alegro que te guste el blog, últimamente lo tengo un poco descuidao, pero mientras sirva para esto merece la pena.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por casualidad encontre esta pagina, cuantos recuerdos aunque dentro del cuartel muy malos.
Vilches es de Olvera (Cadiz), malo malo pero que más malo malisimo por no ponerme a jurar en arameo, estuve en telefonos y no tuve suerte con ese cabrón.
Me añegró mucho escuchar nombres olvidados" Goyito" "Araico" etc.
Soy del 80, 3º reemplazo.
Poner el final de Vilches que ya tuvo bastante si le murio el hijo.

Anónimo dijo...

Hola.Bonito relato miguelgato. Yo también serví en ese cuartel y soy 5º del 89.De los mandos que mas recuerdo son el teniente Alonso. Sargentos Kapa y Dorado. Alguien de ese reemplazo por aquí?

Anónimo dijo...

Joderrrrrrrrrrrr, por casualidad he visto este enlace y al ver la foto, he vuelto al cuartel.Soy del 82,7ºy me acuerdo perfectamente de todos los de la foto. estaba destinado en Mayoría, en el chalecito de fuera del cuartel, y mi paisano,El Bolinga, estaba al cargo de la taberna de los soldados. Me pasé la mili haciendo las nóminas de todos los mandos de canarias.

miguelgato dijo...

Me acuerdo del Bolinga, era de Zamora ¿no?. En la cantina estaba también el murciano.
Si estabas en mayoría no nos veíamos mucho, a ver si encuentro una foto en la que estoy con los dos de la cantina y te la pongo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, soy Oscar, el del centro de la foto!!!!No puedo publicar! Libertad de expresión!!!!!

Oscar Cecilia dijo...

No me acordaba de lo del hijo del Tecol! La memoria es selectiva....si, tuvimos una triste despedida

miguelgato dijo...

Hola Oscar, no te he podido comentar antes porque estaba fuera y tus comentarios no salían porque tengo la moderación de comentarios activada.
Me acuerdo de ti como si fuese ahora, pasábamos algún rato en la centralita de teléfonos con Jordi que era de Vic.
Ya te mando un correo para eso de las fotos, me alegro mucho de leerte por aquí.

Un saludo.

miguelgato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar Cecilia dijo...

Joder, que buena memoria tienes! Has clavado al cabron del teniente Vilches! Te acuerdas cuando estando formados se le cayo un paquete de Camel y alguien dijo que había perdido el carnet de identidad???😂😂😂😂😂😂

felip44 dijo...

hola miguel, he descubierto tu blog de casualidad. me he quedao de pasta de boniato.!!!!
claro han pasado solo 32 años de esa foto.
tu relato fabuloso.
por cierto el inquilino del trullo era el Javier Mugurruza Alday, me aprendí su nombre de tanto que lo enviaban al trullo.
rebuscaré por los cajones en busca de fotillos.

por cierto soy Felipe. al que tienes cojido.

si mal no recuerdo,esa foto está hecha en El Poris de Abona "El Poris", durante unas maniobras.
esa noche estuviste sirviendo priba hasta por la mañana. mientras se jugaban la pasta a las cartas.
bueno, me puedes encontrar en felip44@gmail.com
espero seguir en contacto ahora que te he encontrado.
un abrazo.

miguelgato dijo...

Yo si que me quedao a cuadros "Lipe". Me alegro mucho de que me hayas encontrado y efectivamente, la foto está hecha en el Porís de Abona. Creo que lo construyeron para ser una leprosería pero no llegó a funcionar. Me hicieron currar como un cabrón en aquellas maniobras, creo recordar que me ayudaste tu ¿no?.

Anselmo dijo...

Hola me llamo Anselmo y soy de Asturias, menuda sorpresa me llevé al leer sobre el cuartel de Intendencia de Tenerife, donde hice la mili.
Yo soy de la quinta del 77-2º reemplazo. Estuve en ese cuartel de junio del 77 a mayo del 78.
En aquellos tiempos Vilches era Comandante y era el que mayor rango tenía. Creo que había dos capitanes, sólo me acuerdo de uno que se apellidaba Sánchez-Gijon. Había tres tenientes, sólo uno era de academia, creo que se llamaba Torres y tendría sobre 24 años, estaba el tenients Salas, con quien estuve en la oficina (sólo puedo hablar bien de él), aparte de tratarnos mejor a los que estabamos directamente bajo su mando, en general no se metía en nada. Habia otro teniente del que no me acuerdo ni de su nombre. Este último era el encargado del economato y cada vez que le tocaba cocina, nos daba todo lo que nadie compraba, asi que ya sabiamos lo que nos esperaba cada vez que el entraba, comer mal no, lo siguiente.
Había un subteniente que corría con el tema del botiquín. Cuatro brigadas, Vilchez (primo del Comandante), Maquiera (era de Burgos), estuve bajo su mando y el del teniente Sala en la oficina, y había otros dos brigadas de cuyo nombre no me acuerdo. Finalmente de mandos creo que había tres sargentos, dos de ellos eran estupendos y tenían buen rollo con la tropa, pero siempre tiene que haber un "pero" y en este caso hablo del sargento Cosme, era Canario y bruto, bruto, bruto......, a veces llegué a pensar que mas que mala persona, era muy ignorante. Parece ser que tuvo que presentarse varias veces para poder ser sargento y que cuando lo consiguió estuvo toda la tarde paseando por su pueblo con el uniforme y sus galones amarillos.
En otro momento ya os cotaré alguna anécdota de las que me pasaron hace ya 38 años.
Os paso mi correo electrónico
anselmovega@telecable.es

miguelgato dijo...

Hola Anselmo.
Bienvenido a este foro casual, nunca hubiese pensado que llegaría a tanto ex-soldado de nuestro cuartel.
De todos los que hablas recuerdo por supuesto a los Vilches y al Cosme, que ya era brigada. Si se paseó con los galones me hubiese gustado ver lo que haría con la sardineta.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Esteban y soy de Barcelona. Estuve en el cuarte en el 79 - 80 aunque estaba destinado a la Mayoría Regional de Int. que estaba al otro lado de la calle. En esa época estaban el Cdte. Vilchez, Los Ten. Orejon, Salas y Emilio ( llevaba el almacen ), los brigadas Leon, Araico y, como no, Vilchez.
La verdad es que yo hacia poca vida en el cuartel ( dormir y comer )pero tenia muchos amigos del remplazo que si estaban allí y, la verdad que hay cosas que se han dicho y que comparto por haberlas vivido o, bien, decírmelas mis amigos.
En fin, me ha hecho gracia encontrar una pagina que haga referencia a un periodo de nuestra vida que pasamos en Tenerife.
Un abrazo a todos

Rafa dijo...

Hola miguelgato
Me llamo Rafa Chacón e hice la mili contigo. No salgo de mi asombro al encontrar tu blog. Durante años he borrado mis recuerdos de aquel tiempo pero hoy, como tengo previsto viajar a Tenerife (no he vuelto a visitar la isla desde 1984) por curiosidad he mirado si aún existía el cuartel y he llegado hasta ti.
No recordaba ningún nombre y apenas las caras de los compañeros. Al ver la foto y, sobretodo, al leerte, me vuelven a la memoria multitud de anécdotas que creía olvidadas. Dicen que el tiempo borra las malas experiencias y que nos quedamos con los buenos momentos del pasado. La mayoría de las veces creo que es así, aunque en el caso de mi mili apenas puedo rememorar lo positivo por lo que creía un sistema injusto y por personajes como el teniente Vilchez.

Supongo que en aquel tiempo yo era tan pasota como la época, bastante porrero y tan contestatario como la edad obligaba. Supongo que, por todo ello, la mayor parte lo pasé en el calabozo que tan bien describes y quizás por eso, solo recordaba perfectamente el nombre de Muguruza por los muchos días que compartí con él en la trena. Pasé tanto tiempo arrestado , por mi actitud y por la inquina que me tenía el teniente, que al final hice casi 15 meses en vez de los 12 de todo el mundo. Afortunadamente los últimos 5 los pasé destinado en Jefatura gracias a un enchufe de última hora. Eso significó para mí otra mili de la que sí guardo imágenes divertidas.

Aún recuerdo, como si fuera hoy, el día en el que me licencié y subí, saltándome las normas, a la garita que estaba encima de la barrera de entrada donde Muguruza hacía guardia para poder despedirme de él. Desde abajo nos miraba incrédulo el teniente Vilchez, supongo que rabioso por no poder arrestarme como tantas veces hizo.

Salí del cuartel sin mirar atrás y decidido a olvidar aquellos días. Hasta hoy, que he encontrado tu blog y gracias a él, ahora solo recuerdo lo bueno.

Un abrazo

miguelgato dijo...

Hola Rafa, bienvenido, no se exactamente quien eres porque eráis dos o tres los inquilinos habituales del calabozo.
De Muguruza me acuerdo porque le tuvimos de camarero en el bar de suboficiales. Era un sinvivir estar con el, no se le ocurría cosa derecha. Aún así creo que se quedó cuando me licencié, tengo lagunas respecto a eso.
Me alegro que el blog te haga recordar lo bueno, si se te ocurre algo más nos lo cuentas.

Un abrazo fuerte.

Francisco Ramon Samblas Galdon dijo...

El otro q estás en la foto es Orlando Sosa Gonzalez, machaca del capitán y después des teniente C... De la compañía Mixta. Un saludo para ti, para Lipe, para Rafa el de el camarero de la cantina, a Cervino y José de Sevilla. Y a tantos como estuvimos allí. Soy Samblas y estuve destinado como cabo Furriel en la Mixta.

miguelgato dijo...

Joder, me acuerdo de ti Samblás, el furriel, conforme escribís voy haciendo memoria. Me acuerdo también de Basilio Aragoncillo, que era de Madrid (como tu ¿no?) pero de ese hombre si que no hay ni rastro.

Un abrazo.

Daniel Vilchez dijo...

Muy buenas, soy el sobrino del Teniente Coronel Rufino Vilchez. Yo era un crío por esa fecha y tengo gratos recuerdos de cuando recorría el cuartel con mi primo José Javier, el que falleció. He dado con el blog por casualidad y te agradezco enormemente que lo hayas hecho porque me permite conocer algo más de mi familia. Animo a todo el que lo lea y tenga algo que aportar que lo haga.
Un abrazo.

miguelgato dijo...

Hola Daniel, bienvenido a este blog que prácticamente solo uso ya para comentar en este post.
Me alegro que tus agradecimientos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola amigos. Yo estuve en ese cuartel en el 83-1º. Hay un compañero que ha escrito por aquí, que dice que estuvo en el 82-7º, con lo cual seguro que coincidimos porque yo también estuve en el chalecito de arriba, es decir en Mayoría, de contable, con las máquinas de escribir y los terribles "papeles copia". Al cuartel solamente bajaba a comer, por lo que no recuerdo a casi ningún mando, salvo al cabo primero Goyo, inconfundible. Pero yo nunca atisbé que perdiera aceite, es curioso. Nunca me lo pareció. Sí recuerdo un teniente con barba, muy delgado, que me pareció un santo. Estuvo un mes en cocina y comimos estupendamente, desayunando tarta de nata y chocolate todos los dias. Respecto a Mayoría deciros que el sargento Correa aterrizó por allí. Y no me pareció mala gente en ningún momento. Por si alguno más que estuvo destinado en Mayoría aparece por aquí, voy a recordar al Teniente Coronel (no recuierdo su nombre) con bigote finito y extremadamente delgado que pintaba al óleo acompañado de un gato callejero al que llamaban Manolo. Creo que murió al poco tiempo de cáncer. Estaba también el Comandante, un hombre bajito y canoso, muy educado y serio. Siempre correcto en el trato. Y luego el Brigada Barrios, canario, buena gente....Y un subteniente en Auxiliaría que también he olvidado su nombre y era muy buena gente también. Estaban además el Subteniente Ontiveros y el capitán Alonso, que aparecía por las noches con tias buenísimas para darnos envidia. Un saludo a todos.

miguelgato dijo...

Pero hombre, no digas que eran buenos, que me chafas el post.
Todo el que cuenta su mili tiene la obligación de decir que los mandos eran unos cabrones, amigo anónimo.
Bueno, fuera de bromas, dos cosas te puedo decir: bienvenido y que el teniente duró un mes en cocinas precisamente por lo bien que comiste aquella temporada.
Yo fui testigo en el bar de algo muy curioso con respecto a esto. Un capitán de cocina, - veterinario era- entro un día escandalizao, contando al Teniente Coronel el sinfín de infracciones sanitarias (verdaderas barbaridades) que había visto en una carnicería que suministraba hamburguesas, salchichas y material de ese tipo al cuartel.
Al dí siguiente más o menos, el que vino fue el dueño de la carnicería preguntando que quien se creía que era aquel capitán para decirle como tenía que fabricar sus productos y apelando a la buena relación que siempre había existido entre las dos partes, añadiendo algo parecido a "usted me entiende por donde voy, mi teniente coronel".
El capitán veterinario duró dos días por allí.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Precisamente acabo de llegar de Tenerife, 34 años después de la mili. Y cómo no, me acerqué por la carretera nacional de La Cuesta y ví el cuartel de Intendencia unido al de Automóviles y con una puerta verde metálica cerrada a cal y canto. Sin soldados montando guardia. Y respecto a Mayoría, deciros que está abandonada. Han cambiado también la puerta (antes había una de rejas)y ahora hay una opaca. Pero a través de las ventanas hay una reja tupida que deja ver el interior del patio. Los arcos, las palmeras.... y las puertas de las oficinas cerradas. Todo abandonado a merced de las hierbas silvestres. Da un poco de pena. Por su aspecto calculo que lleva unos 6 o 7 años abandonada. Quizás más.

Anónimo dijo...

Hola a todos, como ha pasado en muchos casos he encontrado este blog por casualidad.
Yo era del 1/85 y al principio me destinaron a subayudantía con un sargento vasco bajito que no me acuerdo como se llamaba, posteriormente me trasladaron a la oficina de la panadería lo cual supuso para mi el principio de mis salidas nocturnas por Tenerife. Por supuesto recuerdo al brigada Araico, Correa, Goyo, el teniente Ros y por supuesto al Tcol Rufino Vilchez y al Teniente Vilchez. Mi mando directo era el brigada Antonio Picón Postigo, un buen elemento que me tenia completamente pendiente de sus chanchullos para el poder sacar un pastón al mes. Para mi lo mejor de la mili es que tenia pase especial y salia del cuartel a las 15:00 y volvía a las 22:00 para pasar lista a los panaderos y dar novedades. Las noches que me tocaba dar novedades al peta eran noches en las que uno de los destinados a panadería se ganaba un arresto. Si recordais en la panadería trabajaban civiles así que cuando acababan yo y el peseta de noche (Jose Vicente Rodenas) nos escapabamos dentro de sus coches y nos íbamos preferentemente a El Puerto de la Cruz de copas y en muchas ocasiones acompañado de el mecánico de la panadería jajajaja. Bueno, la verdad es que este blog me ha traído muchos recuerdos y alguna que otra sonrisa. Un abrazo a todos y por cierto me llamo Luis y fui el abuelo IMECO.

miguelgato dijo...

Yo iba mucho a la panadería, mas concretamente al barracón donde dormían los panaderos a dormir la mona. Había veces que a las 11 de la mañana iba ya de cubatas hasta las orejas, cosas del servicio, y me llevaban en parihuelas a dormir allí para esconderme.
Cuando algún mando notaba mi ausencia mandaba a alguien para llevarme de allí al calabozo.

Un saludo Luis.

Dario Alonso Marti dijo...

Mi nombre es Darío Alonso,fui Cabo 1°, estuve en el Grupo Regional en el reemplazo 79-80, y si hay alguie de esa época no me recordara porque, junto a otros tres soldaditos dedique toooooda la mili a pintar un cuadro enorme de 5 x 2,60m para la inauguración del comedor de tropa.... El "cuadrito" era una reproducción de "La última cena" de Salvador Dalí, fue acabarlo y me licenciaron, después de tantos años he querido saber que fue de el y, oh sorpresa, nadie tiene ni puta idea, como vivo en el país de la honradeZ máxima he de confesar que no me sorprende, pero si que me gustaría tener alguna noticia de el, porque la verdad es que nos lo curramos mucho... Conservo alguna foto del día de la inauguración, colocado en su ubicación definitiva, si alguno de vosotros me pudiera dar razón de el os lo agradecería muchísimo.... Y gracias por este blog, me ha sacado una sonrisa ,ah... Y Goyito era de armas tomar, el bromuro no le hacía ningun efecto,a ninguna hora.... Un@ crack total... lo dicho queridos intendentes, puedo enviar la foto del cuadro para refrescar vuestras memorias porque si los reemplazos siguiente al mio no lo pudieron disfrutar es que alguno de los mandos allí presentes dieron buena cuenta de el ... Nuestro patrocinador fue el teniente Salas, para mí un gran tipo y otro de los cuatro pintamonas se llamaba Rafael Aguilera, de los otros dos solo recurdo sus nombres, uno se llamaba Ricardo, y era sevillano i el otro Tomas y era de Madrid....Gracias y espero que podáis ayudarme en mi cruzada...

miguelgato dijo...

Hola Dario.

Yo no se qué decir de tu cuadro, en mi caso fue llegar al cuartel y al bar de oficiales de cabeza, con lo que desayunaba, comía y cenaba allí.
Igual solo estuve 2 veces en el comedor de tropa.

un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, Fco. Ramón Samblas.
¿Recuerdas al soldado que elegiste para que te sucediera en tu puesto de Furriel?

Basilio Aragoncillo dijo...

Pues Basilio Aragoncillo está vivito y coleando todavía. Sería interesante quedar un día. Desde luego no nos íbamos a conocer ninguno.

miguelgato dijo...

¡Coño!, Basilio, qué sorpresa, me alegro mucho de leerte. Poco a poco nos vamos encontrando, tienes razón deberíamos quedar. De verdad que me alegro oye.